Espejo Trumeau

1,800.00

Trumeau Frances con escena de cupido y las tres gracias al oleo sobre lienzo, espejo original del Siglo XVIII, enmarcados con marco dorado de la misma época. Siglo XVIII, época Imperio.

Medidas: 145 x 78 cm

Ref: 2786

Espejo Trumeau Frances del siglo XVIII, formato rectangular realizado en madera pintada en azul-grisáceo, con dos espacios diferenciados, en la zona superior escena pintada al oleo sobre lienzo de «Cupido y Las tres Gracias», en la zona inferior espejo azogado original; pintura y espejo enmarcados con moldura dorada y, decorada con contario, ovas y flechas.

Se representa a Cupido y las tres Gracias en un paisaje enmarcado por árboles a cada lado, composición centrada de las tres gracias formando un circulo, dando movimiento a la escena, al encontrarse cada figura en diferentes posiciones; túnicas cubriendo partes del cuerpo, dejando al descubierto la zona del pecho (normalmente se las representa de pie, desnudas con un paño al vuelo), cabello recogido, portan flecha con el carcaj y esenciero de perfumes; cupido, a un lado, como niño alado jugando con las fechas y el carcaj, atrae la atención de las Gracias giradas hacia él. El color homogéneo, destacando el contraste de las túnicas y paños con nuevos colores (dorado, blanco, azul, rojo anaranjado).

El espejo trumeau, es un espejo de pared, originario de Francia en el siglo XVIII, su nombre se debe a la palabra francesa trumeau que designa el espacio entre ventanas.

Los espejos Trumeau estaban destinados originalmente para colgar en una pared entre ventanas, funcionado como elemento decorativo y aumentando la luminosidad de la habitación al reflejar la luz del sol. La mayoría de los espejos trumeau antiguos están muy adornados al gusto de la época y con frecuencia tienen un marco dorado.

El espejo es casi siempre rectangular y a veces incluye una parte decorativa en la parte superior. Los diseñados para ser colocados encima de una chimenea podían tener velas delante del espejo para aumentar luz ambiental.